Reforma integral de la cocina

¿Te has dado cuenta de que una pequeña reforma no cumple con tus expectativas a la hora de mejorar tu cocina? Si estás decidido a realizar una reforma integral de la cocina y no sabes por dónde empezar, te damos estos valiosos consejos para que sepas todo lo que deberías tener en cuenta antes de comenzar el proceso.

Para conseguir la cocina de tus sueños, tendrás que organizarte y planearlo todo con anticipación. No te olvides de pedir presupuesto y consultar todos los costes y todas las opciones para que sepas en todo momento cuánto te vas a gastar.

Por dónde empezar

Decide qué estilo de cocina deseas buscando imágenes en Pinterest, Instagram, websites profesionales y otras páginas webs que puedan inspirarte. Cuando sepas lo que quieres, comprueba la viabilidad del espacio del que dispones y no te olvides de considerar el triángulo de trabajo, es decir, la distancia entre tu frigorífico, el fregadero y encimera/horno. A menudo se pasa por alto, pero un triángulo de trabajo bien colocado facilita el trabajo en la cocina cuando se tiene que cocinar.

A continuación, piensa dónde vas a colocar los electrodomésticos y cuánto tiempo se tardará aproximadamente en instalar toda la cocina nueva. Cuando lo tengas, divide cada tarea en términos de tiempo y costes, para que puedas hacer un seguimiento de tu presupuesto y cuánto tiempo tardará cada paso.

¡Ten paciencia con la reforma de la cocina! Deshacerte de la cocina existente puede ser rápido, pero es posible que no sea tan fácil reconstruirla, ya que tener problemas con enchufes, entregas y materiales es algo bastante común.

Cómo deshacerte de tu vieja cocina

Se recomienda pedir un contenedor de escombros para depositar todos los materiales no deseados y eliminar los desechos de manera más fácil. Puedes sacar todas las piezas sueltas de la cocina, incluidos los azulejos si es necesario, y luego recoger los escombros de tu casa para que no haya necesidad de levantar objetos pesados.

Por otro lado, también es una buena idea considerar la posibilidad de donar todo el material y electrodomésticos aprovechables a la caridad o venderlos.